Inicio de sesión

Noticia

Vicepresidenta Francia Márquez hizo un llamado a las mujeres afro a seguir luchando y construyendo juntas

Le pidió al presidente Gustavo Petro elevar la petición a las Naciones Unidas para que se reconozca el 25 de Julio como el Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente

Foto: @ViceColombia - Andrés Felipe Castilla

​​

​#Internacional

  • Al instalar el Encuentro de Mujeres Internacional Afrodescendientes ‘Tejiendo desde la Raíz’, la Vicepresidenta rindió homenaje a aquellas que han construido un camino de transformación para Colombia en los campos de la ciencia, la academia, la política, las artes, la cultura, la educación, la creación de empresa o los deportes.
  • Le pidió al presidente Gustavo Petro elevar la petición a las Naciones Unidas para que se reconozca el 25 de Julio como el Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente​
Bogotá, 25 de Julio de 2023
 
Con un reconocimiento a todas las mujeres afrocolombianas que a lo largo de la historia han contribuido a construir país y haciéndole un llamado al presidente Gustavo Petro para que eleve la petición a las Naciones Unidas de que se reconozca oficialmente el 25 de Julio como el Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente, la vicepresidenta Francia Márquez Mina instaló este martes en Bogotá el Encuentro de Mujeres Afrodescendientes ‘Tejiendo desde la Raíz’. 

Un evento concebido para resaltar los roles fundamentales y de liderazgo de las mujeres negras, no solo en Colombia sino en todo el mundo, quienes a pesar de las dificultades han logrado, a través de la lucha y la resistencia, ocupar espacios destacados en todos los escenarios de la sociedad. El Encuentro, que se llevó a cabo en el Centro de Convenciones Ágora, contó con la presencia de grandes personalidades internacionales como Epsy Campbell, presidenta del Foro Permanente de Afrodescendientes; Anielle Franco, ministra de Igualdad Racial de Brasil; Martha Karambu, presidenta de la Corte Suprema de Kenia; Winnie Byanyima, directora ejecutiva de Onusida y Tony Mabogunje, vicepresidenta de África para la Federación Mundial de Cámaras, entre muchas otras.
   
“Hemos transformado nuestras realidades, paso a paso, pero aún queda mucho trabajo por hacer. Por ello, considero de gran importancia poder fortalecernos en una red internacional que nos permita seguir construyendo juntas. Nos reunimos hoy porque las mujeres afrocolombianas merecen un reconocimiento por su labor de construir país. Porque vale la pena llamar la atención sobre la sabiduría y enseñanzas que las mujeres afrodescendientes pueden aportarle a Colombia y el mundo”, manifestó la Vicepresidenta en sus palabras de instalación.

Y agregó: “La Iglesia y la Colonia nos educaron bajo un lema: para poder ir al cielo hay que obedecer. En mi crianza como mujer afrodescendiente, como hija de no solo mi madre sino de mi comunidad, aprendí que la obediencia puede ser peligrosa. Si no fuera por la rebeldía de las mujeres de mi comunidad, nos hubieran secado los ríos, esos ríos que son padre y madre, esos ríos que son nuestra guía, nuestro lugar de reunión e intercambio, esos ríos que son la vida misma”.

Nombres como los de Paulina Balanta, Leonor González Mina, Ana Granja, Concepción Hernández Cimarra, mamá Kuama, Nazly Lozano Eljure, Piedad Córdoba, Zulia Mena, Emilia Neida Valencia, Libia Grueso, Doris Hinestroza, Dorina Hernández Palomino, Aurora Vergara, Rosario Lozano Peña, Sulma Arizala, Nia Murillo,María Isabel Urrutia, Mabel Mosquera, Linda Caicedo, Yuri Alvear, Catherine Ibarguen, Toto la Momposina, Petrona Martínez, entre otros, desfilaron en el discurso de la Vicepresidenta Francia Márquez. Mujeres que han sido fuente de inspiración y que han construido un camino de transformación de Colombia en los campos de la ciencia, la academia, la política, las artes, la cultura, la educación, la creación de empresa o los deportes.

Y un homenaje que se extendió a las mayoras y lideresas afro que, aseguró, han estado a la cabeza de los procesos de defensa del territorio creando lazos que van más allá de la sangre y para aquellas que han dedicado sus vidas a criar a la población colombiana, desde la partería, desde las labores del hogar, desde los cuidados de los hijos ajenos. “El racismo y la herencia de la Colonia han hecho mucho daño simbólico a nuestro país y al mundo. La discriminación y la violencia han impedido que sabidurías y prácticas culturales de las mujeres y el pueblo afrodescendiente sean valoradas como merecen”, subrayó.   

Tras recordar conquistas históricas pero tardías, como la abolición de la esclavitud en el país el 21 de mayo de 1.851, y el derecho al voto de las mujeres, solo hasta 1.957, la Vicepresidenta llamó la atención porque aun hasta hoy se siguen discutiendo las garantías para que las mujeres puedan ejercer sus derechos. “Hoy estamos cuestionando el estado de las cosas, aun cuando hemos logrado muchas transformaciones. Este proceso histórico de emancipación y de eliminación de las violencias seguirá avanzando, seguirá construyendo la dignidad humana. Estamos aquí siguiendo el paso que muchas mujeres marcaron, desviándose y rebelándose del rol que la sociedad les asignaba”, enfatizó.  

La Vicepresidenta Francia Márquez Mina insistió igualmente en la necesidad de seguir construyendo juntas ese nuevo camino de igualdad y de defensa de los derechos de las mujeres afro. “Seguramente, si no fuera por la rebeldía de las mujeres afro del mundo, el cauce de la historia de la humanidad se hubiera mantenido en la infamia. Vale la pena mencionar: la resistencia contra la esclavitud, la resistencia contra el racismo, las luchas por la defensa del territorio, las luchas por los derechos civiles, las gestas de independencia, las gestas decoloniales, entre otras”, señaló. 

 “Queremos que esta fecha se siga conmemorando con la fuerza necesaria, con la dignidad de las mujeres y el impulso histórico que nos ha llevado a redirigir el cauce de nuestro destino. Convocamos a las mujeres afrodescendientes a que sigamos construyendo juntas hasta que la dignidad se haga costumbre”, concluyó la Vicepresidenta.