Inicio de sesión

Francia Márquez, tiene la palabra y el corazón bien puesto para construir país

El primer gobierno popular en Colombia es el resultado de un proceso colectivo


Bogotá D.C., 7 de agosto de 2022
@ViceColombia

​​El primer gobierno popular en Colombia es el resultado de un proceso colectivo del cual, el trabajo y lucha de Francia Márquez han sido determinantes. 

Durante su campaña como candidata a la Vicepresidencia de Colombia, Francia cada día fortalecía el tejido social y colectivo a través de su movimiento Soy Porque Somos, que también fue su slogan político junto con el Vivir Sabroso; Este movimiento conformado por hombres y mujeres diversas, también lideraban procesos comunitarios resistentes y poderosos en los territorios, y demostraban que si era posible una política diferente a la tradicional a través de la juntanza y la construcción colectiva.

“Soy porque somos no es una apuesta individual, es una apuesta colectiva que implica mirarnos como familia extensa, como familia que va más allá de los lazos sanguíneos.” Así lo concibe Francia Márquez Mina.

A Francia en los diferentes encuentros, las comunidades, organizaciones y grupos sociales la esperaban con felicidad, con gran sentimiento, sonaban las marimbas, el guasá, se escuchaban los cantos y también se bailaba. Esta mujer de carácter fuerte y mirada profunda, era de las que llegaba y escuchaba a la gente, los y las miraba fijamente a sus ojos y conectaba con el sentir de cada persona. Era de las que, también iba escribiendo en su agenda de notas, todo lo que le iban expresando, porque cada persona era el reflejo y la voz de la esperanza, que soñaba con un país justo, de amor, de paz, un país donde no se viva con miedo sino al contrario donde se viva la vida con alegría y sin temor a vivir en paz. Francia con su mirada profunda, sus palabras únicas y ancestrales, se dirigía a la gente y la invitaba a tejer una nueva historia para Colombia, que hoy es una realidad. 

Es una mujer donde la resistencia le corre por sus venas, además con un gran legado de su familia, donde aprendió la primera enseñanza, su abuela, quien ha sido la mujer que le enseñó el valor de la vida. Pero también indica que esa resistencia, la ha ido aprendiendo de tantas mujeres a quienes honra y con las que se siente plenamente identificada. Francia, sabe que su lucha no ha sido nada fácil y que mucho le ha costado para estar hoy donde está, pero algo que si enfatiza con una sonrisa que se dibuja en su cara es que, se siente una mujer feliz y orgullosa de ser caucana, porque ahí ha nacido la resistencia también.

Francia una mujer de muchas luchas, que piensa, se para duro y dice lo que siente, hoy es la nueva Vicepresidenta de los Colombianos, y es consiente que este logro es porque, junto con Gustavo Petro, presidente electo de Colombia, hicieron una campaña desde el corazón, desde sus propias vivencias, desde la realidad y la verdad, y por eso los jóvenes los escucharon, las mujeres y campesinos los escucharon, y el pueblo colombiano masivamente voto.

Tiene claro que su presencia en este gobierno, no es solo la presencia simplemente de Francia Márquez Mina, es consciente que su presencia es la representación de pueblos históricamente excluidos, marginados racializados y olvidados, de los nadies y las nadies, por los que buscará caminos y horizontes que les permitan vivir en paz, vivir en dignidad vivir bien, vivir sabroso.

Como dice el poema, del gran Eduardo Galeano “Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada. Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre, muriendo la vida, jodidos: Que no son, aunque sean.”

Sabe que un país no se gobierna solo, que también lo asume el pueblo y que cuenta con toda la capacidad para liderar un nuevo proyecto de nación, un proyecto que se piensa desde abajo, desde la raíz, desde la periferia para la justicia. Hoy, esta mujer afrodescendiente, es el símbolo de una Colombia que lucha y que le apuesta a ser una potencia mundial de la vida, gobernará un país junto con Gustavo Petro y su mayor desafío será trabajar a favor de la paz, a favor de la justicia social, de la justicia racial, de la justicia de mujer y género, de la dignidad y a favor del cuidado de la casa grande.